Bienvenido a Voces en el Silencio
Atre
Bienvenido

Menu Principal
· Inicio
· Top 20
· Archivo de Historias
· Busqueda
· Seleccion por temas

Libro: Voces o Silencio
"... “Voces o silencio”, el texto no sólo aporta –y mucho– al trabajo de los profesionales que desarrollan su tarea con sujetos con sordera o hipoacusia, sino también a esos sujetos y, fundamentalmente, a su entorno familiar..."
Para más información info@voces.org.ar


Usuarios Conectados
Bienvenido, Anonymous
Nickname
Contraseña
(Regístrate)
Membresía:
Último: Bayton
Nuevos Hoy: 0
Nuevos Ayer: 0
Total: 8798

Gente en línea:
Visitantes: 125
Miembros: 0
Total: 125

Usuarios
· Foros
· Su Cuenta
· Enviar Noticias
· Mensajes Privados
· Sugerencias
· Recomiendenos
· Links - Enlaces

Preguntas Frecuentes
· Voces en el Silencio
· Como usar el sitio?
· Puedo cambiar la contraseña
· Como se editan los datos de su cuenta

 
Articulos Firmados Artículos_Firmados: Cuándo tirar la toalla y optar por un implante coclear
Editado el Voces el Thursday a las 07:48:49, el 16 August del 2018
Contribución de Voces

Después de vivir en 3 países distintos he visitado muchos especialistas en audiología para cuestiones de rutina como hacer una audiometría, adaptar mis auxiliares auditivos (o audífonos), repararlos, alguna otitis, pero nada grave, etc. Me sorprende que varios médicos audiólogos estando conscientes de que hablo con ellos con normalidad y que me comunico con el mundo bastante bien con mis auxiliares auditivos, por el simple hecho de ver en mi audiometría la profundidad de mi pérdida auditiva (o sea mi audición sin audífonos), me preguntan si no he pensado en un implante coclear...

Desde siempre he tenido en mente que un implante es solo para el momento en que mis auxiliares auditivos ya no me permitan comunicarme con el mundo. Y con esa premisa he vivido los últimos 20 años. Ni me había cruzado por la mente hacerme un implante hasta que los médicos (en Alemania) me lo empezaron a mencionar.

Me sorprende que si quiera me lo planteen. Si bien mi pérdida auditiva es profunda, con mis auxiliares logro subir mi audición lo suficiente como para comunicarme y relacionarme con personas oyentes y no oyentes. Obviamente tengo mis limitaciones, pero la verdad es que no hay certeza de que se verían resueltas por un implante (por ejemplo, al usar el teléfono o conversaciones en ambientes con ruido).Un implante, por el simple hecho de ser una cirugía mayor, puede provocar un sinfín de complicaciones y nunca se puede asegurar que el resultado será exitoso. ¿Por qué iba a sacrificar la poca o mucha audición que aún tengo por una incertidumbre tal?? Tengo un familiar que siendo mayor de 60 años se hizo el implante con la esperanza de oír mejor que con su auxiliar auditivo y le fue fatal. Nunca logró “aprender a escuchar” con el implante y se deprimió muchísimo. Su experiencia me marco.

Una lectora de este blog, que usa audífonos, pero no está satisfecha y está informándose sobre qué otros medios hay para mejorar su audición, me escribió comentando entre otras cosas que como su auxiliar actual no le cubre las necesidades estaba planteándose hacerse la cirugía. Es el primero que tiene y la marca no tiene representantes en su país. En el caso de los auxiliares auditivos, la marca hace una gran diferencia en cuanto a la calidad del sonido amplificado y su limpieza o nitidez. Así mismo, contar con un representante local de la marca es imprescindible para poder hacer todos los ajustes adecuados para aprovechar la tecnología del aparato al máximo. De nada sirve comprarse uno barato y luego estar sufriendo por no entender una palabra, no contar con apoyo de un especialista en la marca y encima haber pagado dinero. Entonces, amigos antes de pensar en una cirugía los invito a probar una marca sólida con representantes locales, un modelo de auxiliar con la potencia y nitidez adecuados a su pérdida auditiva, un especialista de calidad y seguir al pie de la letra el proceso de adaptación.

Hay que destacar que a veces los auxiliares subvencionados por la seguridad social no son los más sofisticados, ni la única opción para nuestro caso. Hay que hacer una investigación personal sobre qué novedades hay en el mercado.¿Cuántas personas estarán en la misma situación, que al decepcionarse del primer audífono se van directo a plantear la implantación?  

A continuación, les enumero algunos de los riesgos documentados de hacerse una cirugía para un implante coclear, para que los tengan en mente antes de tirar la toalla con sus auxiliares auditivos.
  • Daño al nervio facial
  • Meningitis. Infección el tejido en la superficie del cerebro.
  • Derrame del líquido cefalorraquídeo. Al hacer el orificio en el oído interno puede derramarse el líquido que rodea el cerebro.
  • Derrame del líquido Perilinfático, al hacer el orificio en la cóclea para fijar el implante.
  • Infección en la herida en la piel.
  • Que se junte demasiada sangre o fluido en el punto en que se realizó la cirugía
  • Ataques de mareo o vértigo
  • Tinitus, que es un zumbido en el oído
  • Molestias en el sentido del gusto. El nervio del gusto pasa también por el oído medio y puede dañarse.
  • Falta de sensibilización alrededor del oído.
  • Granuloma reparativo. Inflamación localizada si el cuerpo rechaza el implante.
  • Existen otras complicaciones impredecibles.
El éxito de un implante coclear, además, no está garantizado. Varía mucho el resultado de persona a persona dependiendo de factores que van desde la edad y grado de desarrollo lingüístico al momento del implante, el tiempo que pase entre que se pierde la audición y se hace el implante, la calidad del dispositivo y de los médicos que hagan el procedimiento, qué tan afectada está la cóclea, y muy importante es la motivación y dedicación del usuario en “aprender a oír” con su implante.

Decidirse por implante implica además del costo de la cirugía, continuar invirtiendo en baterías y mantenimiento (refacciones, servicios y reparaciones). Por lo que hay que planear bien cómo se piensa cubrir esto a largo plazo, pues se usará durante toda la vida. En algunos países la seguridad social cubre la cirugía y algunos gastos de mantenimiento. En muchos países no.
Quienes se sienten que su auxiliar auditivo no les aporta un sonido suficiente claro, deben saber que oír con un implante también es oír diferente. Y en ambos casos hay que adaptarse.

Vale la pena saber que aún las personas con una pérdida auditiva profunda poseen una audición residual usualmente en frecuencias graves. Como resultado de una implantación se puede destruir esta audición residual en el oído implantado. Y si el resultado del uso del IC no es exitoso, tampoco se tendrá la audición que, aunque poca, antes sí se tenía. Que una persona haya logrado cierto nivel de audición no garantiza que otra replicará los resultados. Un implante es también algo irreversible, ya que se ha hecho no hay vuelta atrás.

Normalmente encuentran mayor éxito los niños prelinguales (que nacieron sordos o perdieron la audición antes de hablar) o adultos que perdieron la audición ya mayores y quienes han oído y entendido el habla durante toda su vida. En ambos casos, las terapias para “aprender a oír” con los implantes son fundamentales para optimizar los resultados.

Los casos de éxito de implante coclear en niños pueden muchas veces hablar de forma muy similar a las personas oyentes. Pueden muchas veces entender el habla sin leer los labios cuando los sonidos son limpios, claros y localizados en la proximidad. Algunas personas pueden hablar por teléfono. Muchos padres han indicado que sus niños pueden entender entre el 35-50% de lo que se dice usando un implante, lo cual es muy significativo para una persona con sordera profunda.

Otras personas que han recibido un implante han tenido muy poco o nulo éxito.

Al tener una hipoacusia progresiva, estoy consciente de que tal vez algún día me vea en la necesidad de optar por hacerme un implante. Sin embargo, aun considero que ese momento será cuando no tenga nada de audición que perder y no haya audífono alguno que me aporte la capacidad de comunicarme. Mientras tanto, amigos, no hay solución mágica hay que echarle ganitas.

Autora:  Anneliese Castro
Fuente: La Sorderia



 
Enlaces Relacionados
· Más Acerca de Articulos Firmados
· Noticias de Voces


Noticia más leída sobre Articulos Firmados:
Respuesta a la entrevista de Harlan LANE en EL PAÍS - VII


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible


"Cuándo tirar la toalla y optar por un implante coclear" | Entrar/Crear Cuenta | 0 Comentarios
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrate por favor
PHP-Nuke Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL. PHP-Nuke comes with absolutely no warranty, for details, see the license.
Página Generada en: 0.09 Segundos